Todo sobre los devengos de una nómina

Actualizado el

Como explicamos en nuestro artículo sobre cómo interpretar una nómina, uno de los apartados principales de la nómina son los devengos.

Cuando hablamos de devengos, nos referimos a los ingresos, es decir, las cantidades que recibe el empleado para remunerar el trabajo que realiza. 

No todas las cantidades que recibe el trabajador reciben el mismo trato. Como empleador,  es necesario distinguir entre por lo menos dos categorías: los devengos salariales o no salariales.

¿Qué son los devengos en una nómina? ¿Cuáles son los devengos de una nómina? ¿Cuál es la diferencia entre devengos y deducciones? PayFit te lo explica.

Tabla de contenidos

  • ¿Qué son los devengos?
  • ¿Cuáles son los devengos de una nómina?
  • ¿Cuál es la diferencia entre los devengos y las deducciones ?

¿Qué son los devengos?

Cuando hablamos de devengos, la definición más extensa del término es el derecho a percibir el pago de una deuda, por un trabajo o servicio determinado.

Concretamente, en materia de gestión de nóminas, los devengos son todos aquellos conceptos salariales que un empleado ha generado en un mes.

A estos conceptos aún no se les han aplicado deducciones. La suma de todos los devengos constituye lo que conocemos como el salario bruto del empleado

Cuando miramos los conceptos nómina solemos darnos cuenta de una división de los devengos en dos partidas diferentes : percepciones salariales y no salariales.

¿Cuáles son los devengos de una nómina?

Dentro del apartado de devengos, encontramos las percepciones salariales y las no salariales.

Devengos salariales

Se trata de las percepciones económicas que recibe un trabajador, ya sean dinero líquido o en especie o bien los pluses que le correspondan. 

En nuestro artículo de cómo hacer una nómina paso a paso, ya anunciamos que estas percepciones cotizan a la Seguridad Social y se dividen en los siguientes conceptos:

  • Salario base: corresponde al pago mensual mínimo que recibirá un trabajador de acuerdo con su categoría. Lógicamente, las bajas laborales tienen un impacto negativo sobre su monto;
  • Complementos salariales: los complementos salariales, así como los complementos no salariales, son percepciones económicas que se añaden al salario base por una causa específica y determinada derivada de la prestación del trabajo, como por ejemplo el trabajo en horario nocturno o el conocimiento de idiomas;
  • Horas extraordinarias: las horas extraordinarias son las cantidades de tiempo adicionales que un trabajador realiza además de su jornada de trabajo, que normalmente suele ser una jornada de ocho horas; 
  • Pagas extra: según cada convenio o acuerdo entre empleado y empresa, las pagas extra pueden aparecer prorrateadas en 12 meses o en otra periodicidad;
  • Mejoras voluntarias: el sueldo que se percibe como sueldo en especie o retribución flexible debe aparecer en la nómina y no puede superar el 20 % del salario bruto.

Devengos no salariales

Las percepciones no salariales forman parte de los devengos de la nómina e incluyen conceptos que no se consideran estrictamente salario, como las dietas, los gastos de transporte o pluses por retribuciones en especie. No cotizan a la Seguridad Social.

En otras palabras, las percepciones no salariales son las que compensan, por ejemplo, los gastos ocasionados en el desarrollo de la actividad del trabajador.

También pueden aparecer otros conceptos en el apartado de devengos, como percepciones no salariales:

  • Indemnizaciones o suplidos;
  • Prestaciones de la Seguridad Social;
  • Indemnizaciones por traslados;
  • Suspensiones o despidos.

En definitiva, la suma de las percepciones salariales y no salariales constituye el total de devengos de una nómina, lo que también se conoce como el salario bruto del trabajador.

¿Cuál es la diferencia entre los devengos y las deducciones ?

La diferencia entre devengos y deducciones es sencilla. Los devengos representan las sumas y las deducciones, la resta. Son conceptos complementarios para formar lo que conocemos como la nómina.

Como hemos dicho, los devengos son la suma de las percepciones salariales y no salariales, y conforman el primer apartado de la nómina después del encabezado.

Las deducciones son el siguiente apartado de la nómina, y representan las cotizaciones por los impuestos que paga un trabajador. Su monto se resta por tanto al salario bruto, es decir, a los devengos. Las cotizaciones que impone la ley son las siguientes:

Después de haber sumado todos los conceptos de devengo, y de restar las deducciones al total de los devengos, se obtiene la cantidad líquida a percibir conocido también como sueldo neto del trabajador. 

Ese líquido a percibir es la cantidad que la empresa ingresa al empleado en su cuenta. El cálculo de esta cantidad es sencillo: 

LÍQUIDO A PERCIBIR = TOTAL DEVENGOS - TOTAL DEDUCCIONES

En conclusión, los devengos en una nómina son el apartado más sencillo a la hora de calcular una nómina. Sin embargo, todavía puede ser más fácil realizar estos cálculos si cuentas con un programa para hacer nóminas. ¿Quieres saber más?

Júlia Larrosa

PayFit

Júlia Larrosa

Tags

Otros artículos según tus gustos

Líquido a percibir : definición y cálculo

¿Qué es el líquido a percibir? ¿Cómo se calcula el líquido a percibir? PayFit te lo cuenta todo sobre el salario líquido.

Horas extras: tipos, cotización y cómo reflejarlas en nómina

¿Qué son las horas extraordinarias? ¿Qué tipos de horas extra hay? ¿Qué diferencia una hora extra de una hora complementaria? ¿Cómo se reflejan las horas extra en la nómina? ¿Cuánto cotizan las horas extra? PayFit te lo explica.

Baja laboral: tipos, retribución y duración

¿Qué tipos de baja laboral existen? ¿Cuánto se cobra en cada uno de los casos? ¿Cuál es la duración máxima de una baja ? PayFit te lo explica.

No te pierdas ningún contenido
PayFit