¿Qué es y cómo funciona una ronda de financiación?

Actualizado el

Históricamente, emprender un negocio dependía de si tenías dinero o no para hacerlo. Por suerte, cada vez son más las facilidades que se dan para propiciar el emprendimiento e impulsar la economía de un país.

Durante los últimos años, las rondas de financiación han sido la forma de financiación preferida por los nuevos emprendedores. La crisis del 2008 fue el punto de inflexión que hizo que los empresarios se reinventaran y buscarán otras formas de financiación para sacar adelante su negocio.

¿Qué es una ronda de financiación?¿Cómo funciona una ronda de financiación? ¿Cómo preparar una ronda de financiación? PayFit te lo explica.

  • ¿Qué es una ronda de financiación?
  • Tipos de ronda de financiación
  • ¿Cómo funciona una ronda de financiación?
  • ¿Cómo preparar una ronda de financiación?

¿Qué es una ronda de financiación?

Una ronda de financiación es un proceso mediante una empresa recibe una cantidad de dinero determinada que es necesaria para el desarrollo de su negocio. Este nuevo capital proviene de inversores y eso les convierte en nuevos socios que adquieren una parte del capital total de la empresa y empiezan a tener “el control” de una parte de la empresa.

La idea principal de un inversor que pone dinero en la creación de una empresa es primeramente, recuperar el dinero invertido inicialmente y posteriormente, sacar beneficios. Este tipo de financiación surge como una alternativa a la financiación bancaria.

Las rondas de financiación suceden para abordar nuevos mercados, lanzar nuevos productos al mercado, expandirse, pero también para salir de situación de riesgo.

Tipos de ronda de financiación

Existen diferentes tipos de ronda de financiación:

  • Serie A: suelen ser las primeras rondas de financiación que se realizan y suelen ir dedicadas a startups de nueva creación que se ofrecen por primera vez a inversores externos como un Business Angel.
  • Serie B: dirigidas a las startup que han podido demostrar ser rentables y quiere expandir su negocio a nuevos mercados. Expandiendo el negocio se pretende conseguir más ingresos y nuevos usuarios.
  • Serie C: El capital recaudado en esta ronda se pretende destinar a adquisiciones, desarrollo de nuevos productos e incluso preparar la empresa para posteriores fases como la salida a Bolsa. 

Estas rondas son las más conocidas. Sin embargo, surgen las rondas de financiación de la Serie D y de la Serie E que son un poco más complejas que las rondas anteriores.

Hay algunas razones por las que una empresa puede optar por aumentar su capital con una Serie D. La primera razón puede ser porque puedan vender a los inversores que la empresa ha descubierto nuevas oportunidades de expansión. Cada vez es más común que las empresas lo hagan para aumentar su valor antes de salir a bolsa.

La otra opción puede ser porque la empresa no ha cumplido las expectativas establecidas después de elevar una ronda de financiación de Series C y esta cantidad de dinero permite a la empresa superar un momento complicado y reestructurar la estrategia.

Finalmente, si pocas empresas llegan a la Serie D, muchas menos llegan a una ronda de financiación Series E. Sin embargo puede que la empresa tenga inversores que siguen apostando por la empresa e invirtiendo capital en ella para aumentar su valoración antes de salir en bolsa.

¿Sabes que PayFit ha levantado una ronda de financiación de 254 millones de euros en Series E? ¿Quieres saber para qué lo usaremos?

Si bien la financiación en estas series es una opción popular para las empresas emergentes, en particular las tecnológicas, no es la única opción: la financiación bancaria y el crowdfunding también son comunes.

¿Cómo funciona una ronda de financiación?

Una ronda de financiación no sucede por azar. Los inversores no caen del cielo y es por eso que hay que ir a buscarlos.

El primer paso, antes de realizar una ronda de financiación es necesario tener un proyecto sólido y trabajado. Las ideas que se convierten en ideas necesitan demostrar, en números, que el proyecto es viable y que vale la pena invertir en él.

Las startup pasan por diferentes fases desde su creación: semilla, temprana, crecimiento, expansión y salida. Y es que con la financiación pasa algo parecido. Según la fase de crecimiento de la empresa, la ronda de financiación será una u otra.

Si es la primera vez que una empresa entra en una ronda de financiación, el ciclo de financiación suele empezar con los FFF (Family, Friends and Fools) los primeros inversores que apuestan por la idea. El siguiente paso será buscar financiación de los Business Angels, personas o entidades que aportan cantidades económicas, tiempo y experiencia a personas ajenas para impulsar su idea. Este puede ser el momento de despegue de una empresa y una vez haya funcionado, tendrás que buscar nueva financiación en rondas, y serán diferentes en función de tus objetivos.

Es cierto que hay algunos sectores más interesantes para los inversores. Por ejemplo, ¿por qué los SaaS lideran las rondas de financiación? Porque digitalizan tareas engorrosas a muchas empresas que necesitan ser más eficientes. Descubre tu nicho de mercado y atrae a los inversores que tu empresa necesita.

¿Cómo preparar una ronda de financiación?

Antes de empezar, la palabra clave que debes recordar antes de acudir a una ronda es “credibilidad”. Credibilidad en la configuración legal del proyecto, en la capacidad empresarial del equipo promotor y en tu compromiso con el proyecto.

 

La credibilidad es algo difícil de conseguir y muy fácil de perder, y para obtenerla, lo fundamental no es realizar una presentación concreta, clara y creíble. La clave será mostrar con toda transparencia los gastos que se van a ir dando en la empresa y los beneficios que se esperan.

 

Una vez tengamos esto claro, ¡estos tips te servirán para que tu ronda de financiación sea un éxito!

 

  • No te precipites: antes de ir a buscar una ronda de financiación es esencial haber trabajado la idea y el proyecto. Un buen modelo de negocio y un plan de acción con objetivos claros llamarán la atención de los inversores.
  • Acepta el feedback: no todas las rondas de financiación funcionan. Puedes recibir el NO de muchos inversores pero el feedback siempre es bueno para sacarle el brillo a tu idea. Seguir buscando inversores mientras ajustas el proyecto será la clave.
  • Un buen equipo: En una empresa cada eslabón cuenta así que crea una plantilla comprometida que aporte su visión y aprendizajes a la empresa será un buen comienzo.
  • Presupuesta bien: Antes de hacer una ronda de financiación es esencial comprender y anticipar los costes que puedes tener en la empresa. Pero, ¿por qué es importante presupuestar bien tras una ronda de financiación? Para poder conseguir objetivos y presentarte a nuevas rondas.

 

Quizás el día de mañana tu idea se convierta en una empresa unicornio y cuando eches la vista atrás, agradezcas haberte leído este artículo.

Además,  el emprendimiento en tiempos de crisis es una oportunidad. No hagas que te lo cuenten.

Júlia Larrosa

PayFit

Júlia Larrosa

Otros artículos según tus gustos

Como se trabaja en una startup: la experiencia de PayFit y Sesame

Hablamos con Sesame de cómo las nuevas generaciones que se incorporan en el mercado laboral tienen otra visión del trabajo, sacamos los mejores tips de cómo conservar la cultura y los valores en los diferentes equipos de trabajo que van creciendo y también desmentimos algunos mitos de trabajo que tienen las startups.

La importancia de la protección de datos en el proceso de firma digital

Cuando hablamos de protección de datos en el proceso de firma digital no hablamos de una tendencia contractual, hablamos de una obligación a garantizar en todo el proceso. Descubre porqué.

Contrato y acuerdo: comprende las diferencias

Algunos documentos son contratos, otros son acuerdos. Entiende la diferencia para usar el documento correcto y proteger legalmente tu negocio.

No te pierdas ningún contenido
PayFit