Last updated on

El salario en especie forma parte de los beneficios no monetarios que una empresa puede ofrecer a un trabajador. La posibilidad de retribuir en especie a los empleados tiene que estar regulada en el Convenio Colectivo y nunca podrá ser superior al 30% del sueldo del trabajador. En este artículo te explicamos el salario en especie: qué es y cómo funciona.

Qué es el salario en especie

El salario en especie, que aparece en la nómina, es la parte de la remuneración salarial de un empleado que consiste en la prestación por parte de la empresa al trabajador de determinados servicios o beneficios que NO forman parte del salario base.

Se considerará salario la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los períodos de descanso computables como de trabajo.En ningún caso, incluidas las relaciones laborales de carácter especial a que se refiere el artículo 2 de esta Ley, el salario en especie podrá superar el 30 por 100 de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo interprofesional. Artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores.

Cómo funciona el salario en especie

La decisión de pagar parte del salario en especie debe ser una decisión acordada por ambas partes. El salario en especie debe garantizar que tanto el trabajador y su su familia se beneficien de el. Esta parte del salario devenga en la nómina tal y como explicamos en el artículo sobre cómo hacer una nómina paso a paso.

Características del salario en especie

Para que estos beneficios se consideren salario en especie, es necesario que cumplan una serie de características:

  1. Bienes que puedan utilizarse para fines particulares, no únicamente para el ámbito profesional.
  2. El salario tiene que formar parte de una relación laboral vigente.
  3. El salario en especie computará para la determinación de la indemnización por despido y para la base de cotización. No computar el salario en especie para el cálculo de la indemnización por despido podrá suponer la nulidad del mismo. 

Cuantía de los salarios en especie

Los salarios pueden ser abonados en especie cuando esté establecido por el Convenio Colectivo aplicable, norma legal o pacto entre las partes. Su cuantía no puede exceder del 30% de las percepciones salariales del trabajador.

El salario de Lucía está valorado en un total de 1.200 euros al mes. De los que recibe 1.000 euros en dinero, y 200 euros en concepto de salario en especie. Al cobrar más del salario mínimo interprofesional en dinero y el salario en especie suponer el 16,66% del salario, el salario de Lucía cumplirá los límites legales.

Entrando un poco más en detalle, en España, el concepto de salario en especie viene determinado por las normas y sentencias ratificadas por la ley. El Salario en Especie no puede ser impuesto unilateralmente por el empresario ya que el pago en dinero es una norma imperativa.

Los beneficios del salario en especie

Ofreciendo esta opción, tanto la empresa como los trabajadores salen ganando. Los beneficios para tus trabajadores se trasladan a una mejora en la conciliación laboral y una mejora en la motivación global del equipo. La empresa también se beneficia porque se aumenta el poder adquisitivo de los trabajadores sin aumentar el coste salarial de la empresa.

Ejemplos de salario en especie

Algunos de los salarios en especie más típicos son muy conocidos, pero veamos un listado de los salarios en especie más comunes:

  1. El transporte a la empresa: algunas empresas ponen a disposición vehículos de la empresa para el propio desplazamiento de los trabajadores.
  2. Tickets restaurante o comedor subvencionado: para que el trabajador utilice en su hora de la comida.
  3. Suscripción de planes de pensiones o seguros médicos: a nombre del trabajador, pero que pagan las primas la empresa.
  4. Servicio de guardería: ya sea en la propia empresa o a través de guardería con las que hay un convenio.
  5. Acceso a cursos: las empresas pueden ofrecer cursos que no tiene necesariamente que tener que ver con los puestos de trabajo, como cursos de idiomas, informática…
  6. Plus transporte: el pago de una cuantía para que el trabajador, si quiere, pague los gastos que implica ir a trabajar.

El salario en especie

El salario en especie

El salario en especie en la nómina

El salario en especie aparece en la nómina y está cuantificado. Así pues, en la nómina aparecen todas las retribuciones que recibe el trabajador ya sean monetarias o en especie. Al lado de cada una de las retribuciones aparece el valor económico de cada una de ellas.

El salario en especie debe ser computado como parte de la nómina del trabajador, es decir, el valor económico de cada una de estas prestaciones en especie debe estar indicado y forma parte de las percepciones extra-salariales.

👉 Salario Base 1.000 €

👉 Plus Convenio: 350 €

👉 Coche de empresa: 250 €

👉 Cheques de comida: 162 €

En esta nómina se recibirá una nómina completa de 1.762 € de los que 1.350€ son en dinero y 412 € son en especie.

Cotizaciones en la nómina del salario en especie

Como hemos comentado anteriormente, las retribuciones en especie más comunes son: seguro médico o de salud, transporte público y tarjeta restaurante. Estos están exentos de cotización de IRPF por lo que tienen ventajas fiscales, siempre y cuando se respeten los límites establecidos:

🌟Transporte: 136,36€ mensuales.

🌟Tarjeta Restaurante: 11€ diarios.

🌟Seguro Médico: 500€ anuales.

Al figurar indicado en la nómina, significa que el salario en especie cotiza a la Seguridad Social y genera las consiguientes retenciones de IRPF. Queda por lo tanto obligado el trabajador a declarar en su renta anual la parte del salario que recibe en especie, y la empresa a practicar las retenciones oportunas de IRPF.

Hay algunos rendimientos del trabajo en especie que quedan exentos de tributación, tal y como indica el artículo 42.3 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas, que sólo en el caso de ser sobrepasados generan la obligación de tributar por exceso.

La opinión de PayFit

En PayFit también nos damos cuenta que la retribución en especie es una buena manera de mejorar la relación entre la vida social y el trabajo y es que ciertas ventajas que ofrece el salario en especie pueden mejorar nuestra calidad de vida.PayFit busca el equilibrio perfecto y siempre deja escoger a sus trabajadores cuál es la mejor opción para ellos. Es una manera de mantenernos motivados a todos 🙂

Júlia Larrosa

Júlia Larrosa

Tags