Last updated on

¿Estamos dejando de lado el derecho a la desconexión digital? Según han publicado Forbes en relación a un estudio realizado por un proveedor de VPN, los españoles han pasado a trabajar, de media, dos horas más al día desde el inicio del confinamiento.

¿Qué es el derecho a la desconexión digital?

La desconexión digital es la obligación que tienen las empresas a respetar el descanso de sus empleados.

En España, desde el día 6 de diciembre de 2018, contamos con la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD).

Dicha ley, entre otras cuestiones, garantiza el derecho a la desconexión del trabajo cuando el empleado termina su jornada laboral, y adapta el ordenamiento jurídico español al reglamento europeo.

Esta Ley vela por la importancia de desconectar y descansar para reducir los niveles de estrés y de ansiedad de los trabajadores. Por ejemplo, el registro de la jornada laboral es una de las consecuencias de esta la LOPDGDD.

Teletrabajo y desconexión digital en la era del Covid-19

El nuevo modelo de teletrabajo implantado por las empresas como consecuencia de la pandemia está poniendo en riesgo la conciliación entre la vida personal y profesional de muchos trabajadores, poniendo así en riesgo el derecho a la desconexión digital de los trabajadores.

La imposibilidad de salir y socializar así como la angustia de perder su puesto de trabajo, han hecho que aumenten considerablemente las horas de trabajo de millones de españoles.

El 40% de los trabajadores indica que su jornada laboral es más larga desde que trabaja en remoto.

Estudio realizado por Bain & Company

El teletrabajo en España

Según un estudio de Eurostat, sólo un 7,5% de españoles tenían la costumbre de trabajar desde casa (un 5% menos que el resto de los trabajadores europeos).

En principio, lo que preocupaba a muchas empresas no era precisamente el derecho a desconectar si no más bien lo contrario: que los trabajadores aprovecharan la situación para trabajar menos. Ante una situación nueva y sin precedentes, era normal tener dudas sobre la productividad del teletrabajo.

Las ventajas y los inconvenientes del teletrabajo

Cuando el confinamiento empezó, muchas personas se sorprendieron de la productividad que podemos alcanzar trabajando desde casa. Atención, porque detrás de esto, nos encontramos con los problemas del teletrabajo: ansiedad y horas extras no pagadas.

Pero también son muchas las ventajas del teletrabajo. Según un estudio realizado por AxiCom, lo que más gusta de teletrabajar es:

  1. Evitar los desplazamientos (86%) 🚘
  2. Aprovechar más el tiempo (63%) ⏰
  3. Madrugar menos (51%) 🛌
  4. La conciliación familiar y laboral (44%) 👨‍👩‍👧‍👧
  5. Poder comer comida casera (31%) 🥗
  6. Disfrutar de más tiempo libre (19%) 🏃🏻‍♀️

La importancia de la desconexión digital

Además de por una cuestión de privacidad, no desconectar del trabajo afecta negativamente a la salud. Si no se desconecta de la actividad profesional, la mente no puede descansar, con lo que le será más difícil concentrarse y, finalmente, su trabajo se hará más lento y de peor calidad. Asimismo, se puede llegar a padecer agotamiento, fatiga crónica, estrés, ansiedad e inseguridad.

El uso de las tecnologías realmente es un gran avance que se va perfeccionando cada vez más, pero corremos el peligro de ser incapaces de desconectar de nuestro trabajo.

Cómo desconectar del trabajo cuando trabajamos desde casa

Muchos han sido los artículos publicados acerca de las pautas para trabajar desde casa correctamente. Estos artículos tenían siempre algo en común: la importancia de distinguir el trabajo con el tiempo libre.

En relación a este aspecto, los consejos eran claros: adaptar en casa un lugar que nos sirviese como espacio de trabajo y dónde estuviéramos bien instalados. Esta recomendación está basada en la importancia de separar los momentos de ocio con los de trabajo. Por ejemplo, trabajar desde la cama (aparte de ser malo para tu espalda) no es una buena idea puesto que tu cama es un lugar para descansar y desconectar.

Conclusión

Es importante cumplir sus objetivos y trabajar como si estuviéramos en la oficina. Si el teletrabajo te parece agradable puesto que te permite adaptar tus horarios (como por ejemplo reducir tu pausa para comer para madrugar menos) es una gran noticia pero no olvides que es esencial respetar tu derecho a la desconexión digital.

Lucía Castro

Lucía Castro

Lucía Castro

Tags