Todo lo que hay que saber sobre el salario de tu nómina

Actualizado el

Podríamos decir que el salario es como el amor, necesario para vivir pero difícil de entender. Y es que comprender en qué consiste tu salario y todos los complementos salariales y no salariales que aparecen en tu nómina, no es fácil.

En el blog Switch, convertimos las nóminas y los temas laborales en pan comido. Y hoy, es el día en el que hablamos del salario de tu nómina y hacemos un punto de inflexión poniendo en cuestión otros complementos que forman parte de nuestro salario:

¿Qué constituye el salario tal y como lo conocemos? ¿Qué nuevos elementos se han incorporado en el salario de los trabajadores? ¿Qué es el salario en especie y cómo funciona? ¿Cómo beneficia a tus empleados el salario emocional?

Encontrarás el siguiente contenido

Complementos salariales: tipos y ejemplos

👉 Te lo contamos todo sobre los complementos salariales y no salariales

Cómo se calculan los complementos salariales en la nómina

👉 Si no sabes cómo se computan los complementos salariales en la nómina, este sencillo artículo te dará toda la información.

Salario en especie: que es y cómo funciona

👉 Información completa sobre el funcionamiento de pagar parte del salario en especie.

Qué es el salario emocional y cómo te beneficia

👉 El salario ha adoptado nuevas formas que benefician a los empleados, descubre qué es el salario emocional.

Qué constituye el salario

El Estatuto de los Trabajadores define como salario “la totalidad de las percepciones económicas que reciben los empleados por la prestación profesional de sus servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los períodos de descanso computables como de trabajo”.

Lo que constituye el salario de tu nómina no es sólo la remuneración ordinaria, fija o variable, sino todo lo que recibe el trabajador en dinero o en especie como contraprestación directa del servicio, sea cualquiera la forma o denominación que se adopte: primas, pagas extra, bonus, valor del trabajo en días de descanso obligatorio, porcentajes sobre ventas, comisiones...

Así pues, podemos decir que el salario, tal y como lo conocemos está constituido por los complementos salariales y por el salario base. Pero hay que tener en cuenta que el salario ha evolucionado y hoy en día, el salario incluye muchas otras variables, monetarias y no monetarias,  que permiten que nuestra conciliación laboral sea mejor que hace unos años.

El salario base

Según un estudio realizado por el INE, el Instituto Nacional de Estadística, el salario base fue el principal componente de la nómina, representando el 67,8% del salario medio español. Es el elemento principal de la nómina.

Para la mayoría de los trabajadores de todas las empresas españolas, el salario base es un concepto que va ligado al tiempo de trabajo. Y es que cuando se supera el umbral del horario de trabajo, ya no se cobra solamente por el salario base, sino adicionalmente por las horas extraordinarias, un tipo de complemento salarial.

Qué son los complementos salariales y no salariales

Los complementos salariales son las remuneraciones específicas que el trabajador percibe al margen del salario base, en función de cada caso concreto, ya sean las condiciones personales del trabajador, el desempeño del mismo o la situación de la compañía y sus resultados.

Por otro lado, los complementos no salariales son devengos o prestaciones no salariales que la empresa abona al empleado para compensar o indemnizar gastos o necesidades que haya cubierto con sus ingresos y aunque no sean salario como tal, también aparecen en la nómina.

La diferencia entre los dos complementos – los salariales y los no salariales- es que los primeros forman parte del salario del trabajador por cuenta ajena y los segundos no lo hacen.

El salario emocional 

Como hemos introducido, el salario ha evolucionado debido a que las nuevas generaciones de trabajadores ya no tienen suficiente con el salario económico. Es cierto que los complementos salariales surgieron para dar un incentivo más a los trabajadores, pero hoy en día, el mercado laboral busca más, y es por eso que ha surgido un tipo de retribución que ayuda a los trabajadores a conciliar, todavía más, la vida profesional y familiar: el salario emocional.

Pero, ¿qué es exactamente el salario emocional?

El salario emocional es un concepto de retribución no económica que el trabajador puede obtener, si la empresa se lo ofrece, y cuyo objetivo es incentivar de forma positiva la imagen que tiene sobre su ambiente laboral, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima organizacional.

Efectivamente, hay que considerar como salario, ese que aparece en la nómina y el que no. A través del contenido que encontrarás a continuación podrás conocer todo sobre el salario que recibes y poder ofrecer a tus trabajadores las mejores condiciones para su desarrollo profesional.

Descubre más sobre el salario y todos sus complementos

Complementos salariales: tipos y ejemplos

Los complementos salariales hacen referencia a percepciones económicas que aparecen en la nómina y que acompañan al salario base. Estos complementos se añaden por una causa determinada presente en la prestación del trabajo, como por ejemplo el trabajo en horario nocturno.

Cómo se calculan los complementos salariales en la nómina

La forma en la que se determina el importe que los trabajadores deben percibir por los complementos salariales varia en función del derecho conforme a lo previsto en los convenios colectivos, o en su defecto, en el contrato de trabajo. 

Salario en especie: qué es y cómo funciona

🍜🚆Descubre cuáles son las características del salario en especie y porqué tu empresa debería ofrecer una parte del salario en especie.

Qué es el salario emocional y cómo te beneficia

En este artículo ponemos el foco en un nuevo tipo de ganancia que poder ofrecer a los empleados para mejorar su bienestar y calidad de vida: el salario emocional.

Júlia Larrosa

PayFit

Júlia Larrosa

No te pierdas ningún contenido
PayFit