Parte 3: Work From Anywhere un año después

Actualizado el

¿Qué te parece si te digo que casi han pasado dos años desde que llegó la pandemia? Cuesta de creer, y la verdad es que estos dos años han cambiado increíblemente la manera en la que trabajamos.

Sí, como no, estamos hablando del teletrabajo. Y es que no es difícil convencer a nadie de que un modelo de trabajo que combina la presencialidad con el trabajo remoto es un beneficio en toda regla. Para muchas personas, la opción de Work From Anywhere significa modernidad y posiciona a la empresa que la ofrece por encima de aquellas tradicionales.

Pero obviamente, ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos y, a la hora de la verdad, tanto a empresas como empleados les empiezan a surgir dudas: ¿Es realmente tan cómodo y efectivo como se dice? Y la más importante: ¿Qué pasa con los vínculos humanos?

Hoy te traemos un caso real donde podrás ver de verdad las “consecuencias” de esta política de trabajo: Nuestro caso. Hace ya más de un año que implementamos nuestra nueva política de trabajo flexible llamada Work from Anywhere y los resultados que hemos conseguido son increíbles.

Etapa 1: 10 Conclusiones realistas.

En nuestro artículo sobre la metodología del Work From Anywhere es el nombre de la política flexible de trabajo que hemos implantado en PayFit. Permite que sea el empleado quien elija si quiere trabajar desde la oficina o, desde literalmente, anywhere. No hay días de oficina establecidos.

A continuación, te planteamos las 10 conclusiones generales que hemos extraído de estos más de 365 días con esta política de trabajo flexible: 

1. Satisfacción de nuestros empleados

La primera conclusión no es sorpresa para nadie. Darle la opción a tus empleados de escoger su forma de trabajar es empoderador y mejora la conciliación de la vida laboral con la personal. 

Desde que implantamos nuestra política y gracias a ella, hemos podido ver como nuestra plantilla se ha diversificado: más mamás y papás, más personas de alrededor del mundo.... todos coinciden en que la ventaja es que tienen la libertad de quedarse en su casa o viajar a sus países de origen cuando lo necesiten.

2. Nada sustituye un cara a cara

Sí, ofrecer el teletrabajo como opción es increíble, pero la realidad es que la oficina está siempre llena. En España al menos, la cultura es presencial y nada sustituye un cara a cara. Aún más en los departamentos que tienen que trabajar en grupo, las personas acaban decidiendo venir un número de días a la oficina para estrechar lazos y disfrutar de una comunicación “más fluida”.

Por ello, como empresa, nos hemos dado cuenta de lo importante que es no descuidar la oficina y el lugar de trabajo, y seguir haciendo de él un sitio agradable para tus trabajadores.

Otro método que nos ha funcionado es realizar eventos con periodicidad donde se motiva la presencialidad, incluso pagando el desplazamiento a aquellos que viven lejos si es necesario.

3. Dedicar presupuesto es necesario.

Si crees que mediante el teletrabajo vas a ahorrarte muchos gastos, quizás no estés pensando en todo lo que conlleva. 

En primer lugar, echemos un vistazo a la Ley del Teletrabajo, que afecta a todos los trabajadores por cuenta ajena siempre que teletrabajen un mínimo del 30% de su jornada.

En esta ley se especifica que cuando hay teletrabajo, se deben concretar los costes de los siguientes aspectos:

  • Los medios, equipos y herramientas: Esto incluye todo el material (teléfonos móviles, ordenadores, software, impresoras, cascos, etc.) que la empresa entrega al trabajador para que pueda realizar teletrabajo de manera óptima.
  • Detalle de los gastos: Los gastos que el trabajador por trabajar a distancia, y de qué forma la empresa los va a abonar o compensar (gastos relacionados con la conexión a internet, consumo de luz, calefacción, alquiler, etc.).

Por lo que si decides mantener la oficina, tendrás que sumar a los gastos de esta los derivados del mantenimiento del teletrabajo por cada uno de tus empleados. Si después de esta conclusión te estás preguntando si vale la pena , ¡sigue leyendo! 

4. Mejor posicionamiento como empleadores

Los profesionales quieren trabajar con nosotros. El teletrabajo, al final, se convierte en un reclamo más que permite captar y retener talento.

¿Cómo lo hemos hecho?

En primer lugar, siempre lo indicamos en las ofertas de trabajo y se comunica en la entrevista. Pero además, al estar orgullosos de nuestra política, la hemos decidido incluir en nuestra estrategia de employer branding, comunicando siempre sus ventajas en redes sociales y en nuestro blog. ¡La gente sabe que PayFit tiene una política de trabajo increíble!

5. Teletrabajo no equivale solamente a trabajar desde casa. 

Esta conclusión quizás te la olías al ver que nuestra política se llama Work From Anywhere. Y es que nos tomamos ese “donde sea” muy en serio, ya que no solo animamos a nuestros trabajadores a trabajar desde casa, si no desde cualquier lugar del mundo. Especialmente en países donde existen otras oficinas de la compañía, ya que pueden acceder a ellas si lo desean.

Pero no es un requisito, esta política es compatible tanto con una escapada rural como con un viaje a Copenhagen, incluso con una mudanza a otra ciudad de España. Ese es el verdadero significado de flexibilidad.

6. Hay que estar muy al día de la normativa legal

Cómo hemos comentado anteriormente, en España ya tenemos nuestra propia Ley del Teletrabajo que se encarga de regular esta forma de trabajar y de establecer los derechos de los trabajadores.

La Ley del Teletrabajo implica la elaboración de un anexo del teletrabajo que va adjunto a los contratos laborales y que no puedes pasar por alto, desde hace unos meses, ya se está multando a las empresas que no lo cumplen. 

7. Atención con la desconexión digital

Estar todo el día pegado a la pantalla puede ser una de las consecuencias más graves del teletrabajo estricto. En plena pandemia, la revista Forbes publicaba un artículo que decía que los españoles pasaron a teletrabajar, de media, dos horas más al día que cuando trabajaban de manera presencial.

Tienes que evitar, en la medida de lo posible, que esto suceda con tu plantilla. Potenciar la desconexión digital es útil porque el descanso es necesario y hace que seamos realmente productivos en las horas laborales.

¿Cómo puedes potenciar la desconexión digital de tus empleados? Puedes ofrecer beneficios o salario en especie que conste de descuentos en gimnasios o diferentes actividades al aire libre para que puedan aprovechar el tiempo con calidad.

 

8. Ya “no hay” Pandemia

No, no nos hemos vuelto negacionistas, pero hay que reconocer que el teletrabajo ya no es lo que era. ¿De verdad ha venido para quedarse? El contexto ha cambiado y por suerte, gracias a los avances sanitarios, ya podemos juntarnos sin miedo. 

Que la pandemia esté terminando significa que ahora hay que adaptarse a las leyes del teletrabajo (antes se podía teletrabajar sin atender a la ley si esto se justificaba como una medida sanitaria) y a las necesidades actuales de tus trabajadores.

9. Adapta tus herramientas de trabajo. 

Es necesario que adaptes tus herramientas de trabajo. Piensa por ejemplo, en el fichaje de tus empleados. Si antes usabas un dispositivo de huella dactilar, ahora tienes que pensar una forma en la que tus empleados que teletrabajan puedan fichar desde dondequiera que se encuentren. 

Otro ejemplo claro son los ordenadores, si antes eran de mesa, tienes que tener en cuenta que quizá la manera más óptima de trabajar de ahora en adelante son los portátiles. Hemos incluso eliminado los “sitios” en la oficina”. Gracias a los portátiles, cualquiera puede sentarse donde quiera y con el equipo que quiera.

10. Cultura de empresa y comunicación: los dos pilares principales

Para nosotros, estos dos pilares forman parte del mayor aprendizaje que nos llevamos de este año de Work From Anywhere. Esta conclusión es tan importante que le hemos dedicado un artículo para sí misma, pero te hacemos un pequeño spoiler: hay que encontrar la forma de mantener la cultura corporativa hasta en la distancia.  

Lee la parte dos para seguir descubriendo todo lo que debes saber sobre el teletrabajo con conclusiones, consejos y herramientas reales.

Seguir con la etapa nº2

​​Etapa 2: Principales aprendizajes: Comunicación y Cultura de empresa

Los cambios nunca son fáciles. Y más cuando se decide dar el paso de un modelo de trabajo presencial a un modelo de Work From Anywhere donde es el empleado el que decide cuándo y dónde trabajar.

Autora

PayFit

Sara Furiati

Otros artículos según tus gustos

Mujeres en tecnología: Entrevista con Carolina, team manager del equipo de product builders de PayFit España

Este 8 de marzo conoce el punto de vista de una mujer que trabaja en el campo de la tecnología, todavía dominado por hombres.

PayFit integra Signaturit en su plataforma para impulsar el uso de la firma digital

Bajo esta unión, las empresas y sus empleados podrán firmar todos sus contratos y documentos -nóminas, anexos…- en unos pocos clics gracias a la firma electrónica

PayFit levanta 254 millones de euros para seguir revolucionando el sector de los RRHH

PayFit, la solución líder en gestión de nóminas y RRHH para pymes, ha anunciado hoy su ronda de financiación serie E por valor de 254 millones de euros, una cantidad récord para la start-up de recursos humanos (RRHH).

No te pierdas ningún contenido
PayFit